Juan Ortega

Consultor en marketing digital & comercio electrónico

RSS

Spam publicitario y sus últimas consecuencias

Para todo el que vive en este país, sabe a ciencia cierta que los ciudadanos somos victimas de una excesiva avalancha de publicidad, ya sea por los megarótulos, mupis, flyers, mantas, sms, llamadas y el correo electrónico no deseado, este último, es nuestro pequeño espacio virtual en donde podemos comunicarnos con todo el mundo, es prácticamente nuestra identidad digital, y por eso se le proteje a capa y espada.

A diferencia de la publicidad offline, en la online, el usuario tiene mayores mecanismos para contrarrestar la publicidad no deseada o Spam, ya sea desarrollando una navegación tipo banner blindness o aplicando diferentes filtros a tu correo electrónico, pero a pesar de todas estas “pequeñas ayudas”, el spam se ha convertido en más intrusivo cada día, a esto sumemosle, que no se cuenta con ningún tipo de regulación al respecto, por el momento,  que han permitido la proliferación de ciertas empresas que se encargan de recolectar -sin previa autorización-, una infinidad de emails para luego bombardearnos descaradamente acobijándose bajo las prácticas del email marketing.

Tal y como manifesté en twitter, el usuario digital posee mejores mecanismos para protestar y contrarrestar esta situación hasta sus  últimas consecuencias. Tal es el caso, de lo sucedido con la empresa de hosting cablenet o claro,  cuando un “hacker” decidió botar su servidor en represalia a la proliferación de envios spam que este recibía proveniente de uno de sus clientes, que a su vez actuaba como empresa spamera, provocando que más de 179 sitios web entre universidades, colegios, empresas, ongs, partidos políticos se cayeran.

Apartando lo realizado por este hacker, lo cual es reprochable y hasta cierto grado comprensible, es mas reprochable aún brindar un pauperrimo servicio al cliente, pero más patético todavía, es que una empresa tildada de “seria” sabiendo con anteriodidad de un ataque de este tipo, no haya hecho ni lo mas mínimo para prevenirlo, para terminándola de encabar con declaraciones preocupantes en un medio de comunicación, dando un aire de tragi-comedia.

Al final, este pequeño incidente es tan solo la punta del iceberg que viene a mostrarnos que tan mal preparados estamos en materia de seguridad informática y lo urgente que se necesita una regulación ante la publicidad no deseada con sanciones bajo el manto de la ley, de lo contrario estaremos a merced de una batalla constante entre los “hackers” y los spameros.





  • Pingback: Bitacoras.com()

  • m3chas

    Lo unico que estoy de acuerdo… “la punta del iceberg”